Saltar al contenido
Santeria Yoruba

Orisha Menor Aroni

Orisha Aroni

Aroni es un orisha menor, perteneciente al panteón yoruba, al igual que otros orishas de su categoría, se relaciona con energías espirituales de las naturales; no obstante, Aroni no se corona en las ceremonias, pues no se tiene como ángel de la guarda.

Aroni, junto con otros cinco orishas menores como Oko, Iroco, Oyaó, Ochumare y Oyá, forman parte de la Corte de los Seis Orishas, que son espíritus menores relacionados con influencias de la naturaleza que complementan el trabajo en la misión de Osain. Este orisha también se incluye con Kiama y Kolofo en el grupo de los tres animales místicos.

Un poco de historia

La imagen representa a Aroni es la de un muñeco sin ojos, con cabeza y rabo de perro, y con una única pierna. Se le asocia con los secretos de la botánica, el poder curativo de las plantas y hierbas.

En una de las historias yorubas, Aroni era el custodio de los secretos de Osain, pero tuvo una discusión con Ogbe Tumako  y realizaron un pacto en el que Aroni quedó encargado de proveer hierbas únicas para Osain como son peregun, prodigiosa, atipolá y bledo blanco, que son las hierbas que abren el camino para todas las consagraciones.

El pataki de Aroni cuenta que en Iloban se encontraba su capital en el medio de una selva, donde los Ewes (hierbas especiales) para los Omieros se encontraban pero nadie podía obtenerlos porque cuando alguien se acercaba, un ser misterioso se presentaba y con sus poderes de hechicería los dejaba ciegos usando una brasa ardiente. Este ser misterioso era Aroni que se encontraba deforme por todas las guerras en las que había peleado con Osain.

Fue Ogbe Tumako quien fue al monte a buscar las ewes para una ceremonia de babalawo para Obá. Antes de entrar, Ogbe Tumako hizo ofrendas y sacrificios, y pidió permiso a Eshu para recoger las hierbas. Aroni lo descubrió y le reclamó  y lo atacó con la brasa ardiente, pero el canto de Ogbe Tumako, que le había aconsejado Olofin, apagó la brasa y acabó con su poder. Al ver esta demostración fue que Aroni y Ogbe Tumako hicieron el pacto. Desde entonces quienes buscan estas hierbas deben colocar una brasa ardiendo dentro de Osain.

Culto

Aroni es un orisha que tiene el poder de manejar los secretos de las plantas, es apreciado en la botánica, aunque sus artes y secretos se han ido perdiendo con el tiempo y su culto en la actualidad es poco difundido. En las ofrendas se le presentan dos pollos que son para Eshu, y las limpiezas se realizan con las hierbas mencionadas, peregún, prodigiosa, bledo blanco y atiponlá. Estos baños se hacen para retirar de la persona las influencias negativas, y solventar conflictos.