Saltar al contenido
Santeria Yoruba

Orishas Menores Irunmoles

Irunmoles

Orishas Irunmoles

Los Irunmoles representan un grupo de seres celestiales que contemplan diversas manifestaciones de las energías de la naturaleza presentes en el Panteón Yoruba. Según Ifá se trata de espíritus celestes que en el principio de la vida fueron enviados como servidores del dios creador Oloddumare para que fueran intermediarios entre los dioses y los humanos. Fueron enviados 400 seres masculinos, y 1 hembra que fue Osún. Están dentro del grupo de los orishas menores. Su nombre en yoruba significa “seres celestes con conocimiento en la tierra.”

Historia

Los Irunmoles fueron enviados para ser guías, maestros y consejeros de los humanos, fueron los encargados de transmitir las enseñanzas sobre la moral, los valores y las reglas del comportamiento, así como el arte de la meditación y la paciencia como herramientas principales para abrir los caminos de la vida.

Estos seres celestiales dotaron al hombre de conocimientos para su subsistencia, tales como habilidades de caza, pesca, el descubrimiento del fuego, las artes de forjar piedras y metales, entre otras actividades.

Los Irunmoles visitaron la tierra desde sus inicios. Ellos son intermediarios varias deidades y el hombre, tanto con el dios Oloddumare, como con Enivan, Omo Enitan, Ajogun, y otros seres. Los espíritus de los Irunmoles no perecen, su ciclo de vida inicia, acaba y vuelve a comenzar, de modo que constantemente visitan la tierra, hasta en los días presentes.

Las historias cuentas que hay alrededor de 801 Irunmoles, de los cuales 200 son más cercanos a Oloddumare y sus principales mensajeros como mano derecha; 200 representan su mano izquierda, y 401 que son enviados a visitar la tierra con frecuencia. Las entidades en estos tres grupos se intercambian entre sí manteniendo el flujo constante y el equilibrio entre los tres,

Los Irunmoles tienen la capacidad de influir en el mundo físico y espiritual. En el plano material actúan entrelazados con los seres humanos, están presentes en sus actividades y representan modelos a seguir para ellos. Espiritualmente, son inspiración para el hombre crear recursos económicos, políticos, sociales y demás. Su función es trabajar para que los hombres cumplan con los deseos de Oloddumare.

Los Irunmole tienen diversas maneras de actuar, son modelos para que los humanos los imiten, son inspiración para el hombre en sus tareas, son mensajeros de Oloddumare, y garantizan el cumplimiento de su voluntad. Son espíritus que permiten que el hombre comprenda el flujo de las circunstancias de la vida, siendo grandes maestros para la humanidad en todos los aspectos de la vida, especialmente en el conocimiento del pasado y los ancestros.

Para vivir el armonía, los Irunmole enseñaron al hombre la importancia de los valores y el respeto por las reglas y autoridades establecidas, y cumplen también con la vigilancia de los acontecimientos de la tierra para proteger al hombre y garantizar la paz.

Los Irunmoles son espíritus benévolos por naturaleza, cuando el hombre pide, ellos acuden en su ayuda; su misión es convertir al mundo en un lugar mejor.

Algunos de los Irunmoles son:

  • El orisha de los pantanos conocido como Abatá.
  • El orisha de la lluvia, Agganá
  • El orisha del espacio infinito, Agba Lodé
  • El orisha de la música, Aña
  • El orisha de las aguas estancada Egbe
  • El orisha de la arena, Elusú
  • El orisha de la protección, Esí
  • El orisha de las plantas de agua, Ikokó
  • El orisha de los astros, Irawó
  • EL orisha de las lagunas, Olosa
  • El orisha de la luna, Oshupa