Saltar al contenido
Santeria Yoruba

Orisha Menor Logun Ede

Logun Ede

Orisha Logun Ede

Logun Ede es una de las deidades menores del Panteón Yoruba. Es una deidad muy popular en la tradición yoruba y sus variaciones como el candomblé brasilero, donde se le rinde culto en regiones como Bahía y Río de Janeiro.

Un poco de historia

Logun Ede es hijo de Oshosi y Oshun. Esta deidad divide su vida en dos períodos del año de 6 meses. Por tanto, durante seis meses acompaña a su padre, representando el lado masculino, está así presente en los bosques como un espíritu cazador, ágil y que concede prosperidad y abundancia.  Mientras que en los otros 6 meses, permanece con su madre en los ríos, donde aprendió a ser un excelente pescador, y adoptó las conductas de su madre Oshun. De esta manera, Logun Ede, es el orisha de la caza y la pesca.

Como tiene un lado masculino y un lado femenino, algunas veces se le representa como una deidad hermafrodita.  Esta dualidad influye también en su carácter, por momentos es amable, tierno y benévolo como Oshun, mientras que otras veces se le encuentra solitario y retirado del mundo como Oshosi.

Logun Edé en el sincretismo católico se asocia con San Expedito, ya que las historias de este santo católico son misteriosas como los patakies de Logun Edé.

Culto

Los colores para Logun Edé son el azul y el amarillo, y se le dedican los días jueves y sábado. Así mismo, metales como el hierro y el oro están asociados a esta deidad. Entre sus atributos, puede tener un casco con sus colores celeste y amarillo, el eleke o collar se confecciona con cuentas en estos mismos tonos; puede llevar brazaletes de color amarillo o dorado.

Logun Ede utiliza como herramienta el arco y la flecha. Como comidas se le puede ofrecer maíz cocinado, huevos y platos preparados con estos ingredientes.

La personalidad de los hijos de Logun Ede está predominantemente influenciada por el orisha de cabecera que puede ser Oshun y Oshosi; como esencia particular de Logun Ede, son personas con emociones y acciones intensas, son personas carismáticas, sensuales y elegantes, con gran atractivo físico, son objetivos y seguros, a pesar de que en ocasiones estos rasgos pueden estar poco definidos.

La combinación de los rasgos de los orishas mayores puede tornar a estas personas soberbias y arrogantes, que disfrutan de mandar y han olvidado la modestia, además de ser excesivamente confiados en su apariencia.